Viernes, 04 de septiembre de 2009

REINA DE LAS ROSAS, es un poema dedicado a mi amadísimahija,SONIA PENA ARIAS, después de haber sufrido de la vida uno de susinexorables lances,
8 de enero de 2008, por la mañana me acompaña mi marido desde OUTEIRO DE REI,villa a la que pertenece el pueblo donde residimos, a  Lugo ciudad, a casade mis padres con el fin  de que yo vaya al velatorio del amado y obispode Lugo.FRAI JOSÉ LÓPEZ, fallecido luego de una irreversible enfermedad, yademás pernoctar en casa de mis padres para alentar a mi padre en su momento deir al día siguiente ir  en ambulancia hacer la última fase delpreparatorio. en como lo teníamos planificado, mi marido traería a mi hija paraque se quedase conmigo ayudan dome  en las gestiones , dado que mi madresiendo mayor no me podría ayudar,
Acudo por la tarde al obispado, al salir me paso por la Catedral de Lugo, situadaenfrente del obispado,( PLAZA DE SANTA MARÍA, es su nombre)rezo por su alma, meencamino a casa de mis padres, llego, intento que reine la alegría ,cuándo micorazón temblaba temeroso por el miedo a que mi padre falleciese en laoperación de implante  de prótesis total de cadera,
nos acostamos , hai que levantarse a las 6 de la madrugada para vestir a mipadre y llamar a la ambulancia, que yo creía que al venir en la vez anterior,no me hacía falta el tener un volante de médico de cabecera,
En la noche no sé  por qué, pero no conciliaba el sueño. deseaba que el reloj  marque las 7 para levantarme,
suena el tf a las 6. es mi hija que me dice en primer lugar que ella no puedevenir a ayudarme por que , en nuestra casa acaeció un devastador incendio, yque aún están los bomberos vigilando las llamas ya controladas, que mi maridose ha quemado las manos pero que no corre peligro ya que lo ha llevado alcentro médico de la villa de OUTEIRO DE REI, y que ella se encuentra bien que está en compañía de unos vecinos que la llevan en el coche de ellos,y queel pueblo está al frente de la explotación de ganadería , negocio de mi marido,que no me preocupe, que ya me llamará  más tarde, y me alienta a que llevea mi padre sin su ayuda,
Angustiada, comienzo a telefonear a la ambulancia ,y me encuentro con laburocracia, logrando que viniese una ambulancia de pago. lo cual me estabaresultando dificultoso por que ya estaban contratadas, me vuelve a telefonearmi hija para decirme la verdad, que mi marido estaba desde las 5 de lamadrugada ingresado en el hospital general con las manos y pies quemados de 3ºgrado, que es muy posible que tenga que ir a la Coruña para operarlo,y quede momento está en la UNIDAD DE CUIDADOS INTENSIVOS.
que ella se encuentra bien.
Sintiéndome la mujer más desgraciada del mundo ya que queriendo ir corriendo ala vera de mi marido, al ser hija única tenía que llevar a mi padre justo dondemi marido estaba sufriendo lo indecible, logro una ambulancia, lego alhospital, cuando me dispongo a ir ver a mi marido en tanto no le llega el turnoa mi padre, mi madre se desmaya, yo , que no puedo más, llorando imploro aenfermeras que atiendan a mi madre que yo tengo a mi marido en la unidad dequemados,  que nuestra hija se encuentra al frente de la explotación , conla ayuda de los vecinos del pueblo que llaman a operarios para reparar en loposible  lo quemado para seguir trabajando .
Ya resumiendo , porque es una historia muy larga,a nuestra hija,  y a mimarido, los estaba incordiando el canto de un pájaro que parecía que se habíaperdido, o guiado por la luz de la farola, irreverente se hacía, cuando a las 3de la madrugada  ella y mi marido oyen un raro ruido, se levantan y venque desde el pajar salen magnas llamas, un corto fortuito,
en medio del fuego, mamo a mano con su padre, sabiendo que a la mínima que lasllamas alcanzasen elementos , se irían por los aires los dos, permanecía enpijama y zapatos se su padre , animando a los vecinos a que en tanto nollegasen los bomberos con las cisternas fuesen controlando en la medidaposible, y ella junto al padre, intentando salvar lo que se pudiese, ya que supadre se resistía a salir del fuego para salvar la explotación-
nuestra hija tenía sus pies quemados, los dedos negros como el carbón, y yaestando yo con mi marido en el hospital, le dije, Sonia, no será que tienes lospies quemados, te duelen,---si , me duele , pero  tiene qye ser de muchocaminar y andar por e l medio de hierros y demás, esto que  ves es queestán manchados, al llegar a casa me los lavo con agua oxigenada, y ya está, note preocupes,
Nuestra hija, ve,  al lavar sus pies ve que está quemada, llama  aunos vecinos a que la lleven a urgencias, y allí, le hacen las primeras curas,le inyectan antiinflamatorios, y le dicen los doctores, que no debe pisar suelode tierra por un tiempo, y ya pasa  que le retiren la piel quemada aligual que su padre,Los dos acuden al cirujano plástico por un tiempo, los dossufren lo indecible, uno con las manos hasta el codo quemadas, los pies en 2ºgrado. el otro con ambos pies quemados de 3º grado, vendados, caminando porcasa con el talón.
DIOS TE BENDIGA HIJA MÍA, HAS VENIDO AL MUNDO POR PEDIRLE A DIOS QUE NOS DIESEUN HIJO, Y TÚ, VINISTE  CON EL AMOR POR BANDERA, YO COMO MADRE, ME SIENTOMUY ORGULLOSA DE HABERTE CONCEBIDO  MISENO,
                            ANA ARIAS SAAVEDRA


Tags: Relato

Publicado por micasadecendal @ 17:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios